Consejos o recomendaciones para viajar a Egipto

Lista de consejos básicos y recomendaciones importantes para viajar a Egipto, que consideramos interesantes


Moverse o hacer visitas por libre:


En algunas páginas Webs recomiendan a los viajeros hacer visitas por su cuenta y no pagando a la agencia que has contratado, ya que, no es más peligroso hacerlo en Egipto que en cualquier otro país occidental. Esto es cierto pero hay que tener en cuenta un par de aspectos:


1º- Si no conoces bien los precios, en los traslados te pueden cobrar tanto o más que en la agencia, con la diferencia de que en la agencia son responsables de ti y que, normalmente, sus vehículos son de confianza, más nuevos y preparados para el turismo occidental.

2º- Sin conocer el país y sus monumentos, te puedes perder muchas cosas que no te perderías con un guía. Además si los guías de tu agencia son tan buenos como los de la nuestra, la calidad del servicio y de la atención e información recibidas, será bastante superior a la que se pueda recibir de cualquier persona que se ofrezca a guiaros, sean guías oficiales o no ¿Porqué? Por que, normalmente, los buenos guías tienen un trabajo fijo y están bien pagados, pero los que no lo son, se dedican a captar turistas para ganar algo de dinero.

En resumen: Ir por libre sí, pero sabiendo lo que se hace u obtendremos un resultado peor de lo que se imaginaba.


No olvidar:


- En el botiquín: protectores solares y antimosquitos (no es que en Egipto haya muchos, solamente es una precaución aconsejable en los cruceros). Fortasec para prevenir y evitar las diarreas. Tiritas, aspirinas, etc.

- Ropa de fresca de algodón y calzado cómodo, preferentemente que cubra los tobillos para prevenir torceduras. Gafas de sol y sombreros.

- Linterna: Al igual que las cámaras fotográficas no se permite utilizarlas en los museos y tumbas.

- El dinero: Un euro ronda las 10 L.E. (libras egipcias) en la actualidad y se pueden cambiar en cualquier banco de los hoteles o aeropuerto. Hágalo siempre en oficinas de bancos para que le den el cambio real y no en los cruceros.

- Compras: El regateo es esencial y hacerlo siempre con una sonrisa suele terminar en mejores precios. Negocie siempre con L.E. e imagine como si fueran euros ya que es un buen truco para acercarse a los precios reales en Egipto, otra cosa es que ustedes logren conseguirlo a ese precio, pero pueden intentar aproximarse.

- Las propinas: Es la "costumbre nacional" el pedir dinero por casi todo y en ocasiones usted deberá dar propinas. A un maletero que le deja las maletas en la habitación puede darle de 3 a 5 L.E., a la persona que le da una toalla para secarse las manos en el servicio le bastará una libra y como norma general no dé más de 5 salvo si se trata de un guía o conductor al que desee premiar por su trabajo.

- Bebidas alcohólicas: Son difíciles de encontrar en lugares no turísticos y además suelen ser caras. Si no quiere dejarse mucho dinero en bebidas no pida nada de importación, mejor cerveza y vino tinto locales (y digo "tinto" por no recomendarle probar otros tipos). Las cervezas egipcias son de medio litro (hay Stela, Sakkara, Luxor, etc.), son buenas y suelen costar unas 25 L.E. en hoteles 5* lujo (y hasta el doble en categorías superiores). Para vino le recomendamos Omar Khayyam, que viene a costar unas 120 L.E. la botella.

- Restaurantes: En El Cairo (y otras ciudades) hay multitud de ellos recomendables, pero nuestro favorito en el centro se llama Abu el-Sid, no muy lejos del hotel Marriot (por la parte de atrás).


Visitas en El Cairo:


Es una ciudad especial que no descansa por las noches. La principal dificultad para moverse por ella para un turista inexperto se encuentra en el tráfico que hace que cruzar una calle por primera vez sea toda una aventura.

- En la zona centro de la ciudad podrá visitar numerosas mezquitas, la Ciudadela, el barrio copto (con entrada libre a todas sus iglesias y sinagogas) y el mercado turístico de Jan el-Jalili, así como el Museo Egipcio de El Cairo que es de visita obligada.

- Para desplazarse al desde las afueras (zona de Guiza) al centro, se puede ir en taxi por unas 20 L.E. o también se puede contratar para todo el día entre 60 y 120 L.E. (dependiendo de la calidad del mismo y número de plazas). En cualquier caso antes de subir a un taxi debe negociar el precio, normalmente en inglés, y siempre resulta mejor hacer una primera oferta por debajo del precio final que esté dispuesto a pagar, es decir, si usted (con 2 ó 3 personas) está en Guiza y para un taxi para ir al Museo Egipcio, ofrezca unas 10 L.E. por el trayecto para que finalmente el acuerdo se quede entre 15 y 20.

- Los trayectos a los aeropuertos son más caros, para un egipcio entre 20 y 30 L.E., pero para usted unas 50. En agencias de viajes locales esas libras se podrían "transformar" en euros.

- Nunca negocie precios por persona sino para todo su grupo y si se hace por horas procure decir más de las que necesita ya que si al final se pasan del tiempo el taxista le puede pedir bastante más. Se paga siempre al final del trayecto o a la vuelta en el hotel si se hace por horas o día completo.

- Si va al Museo por libre seguro que se ofrecen algunos guías de habla hispana. Al negociar el precio tenga en cuenta que lo puede aceptar por unas 100 L.E. y no olvide considerar las libras como si fuesen euros y no aceptar precios por persona. Un guía por 2 horas y 120 L.E. para todo su grupo, está bien pagado.

- Recomendamos ir a Sakkara, Menfis y Dashur.


Visitas en Lúxor:


Normalmente en Lúxor hay poco tiempo para ver todo lo que ofrece el área, así que vamos a resumir lo principal para hacer visitas extras por la tarde y para más información llame al 956 94 79 94:

- El Museo Egipcio, el de la Momificación y el Templo de Lúxor son las tres visitas que pueden realizarse hasta las 10 de la noche y además todas ellas pueden hacerse en la misma calle sin necesidad de ir en taxi (aunque hay un buen paseo desde el Templo al Museo Egipcio).

- La mayoría de los cruceros atracan justo delante de la calle en la que encontrarán los lugares anteriores y el zoco no está mucho más lejos, así que si les dejan bajar del barco y tienen tiempo suficiente podrán realizar las visitas sin problemas, así como pasear por la ciudad o el mercado.


Visitas en Asuán:


En esta ciudad hay menos monumentos para visitar y son de más difícil acceso, además tener que contratar taxis y lanchas motoras o falucas (nunca vaya en faluca en las visitas ya que son demasiado lentas) sin saber negociar los precios, puede resultarle casi más caro que contratar visitas extras directamente con la agencia, pero si desea intentarlo las mejores opciones son las siguientes:

- Isla de File (también hay un espectáculo de luz y sonido en esta isla), Cantera de Granito, Nuevo Museo Nubio, Isla de New Kalabsha, Tumbas de los Nobles, Isla de Sehel, Isla de Elefantina y el Jardín Botánico.


Ir de compras:


Muchos te dirán que tienes que regatear para comprar cualquier cosa, pero quizá no lo hayas hecho nunca en Egipto y no quieres que te engañen demasiado o perder mucho tiempo. En ese caso nuestros consejos son los siguientes: Regatea siempre con una sonrisa en la cara y calcula lo que costaría todo en Euros, luego imagina que esos Euros son Libras Egipcias y multiplica por dos como precio límite que vas a ofrecer, comenzando a regatear por la mitad.

Por ejemplo: Quieres comprar una camisa de algodón por la que te piden inicialmente 500 L.E. (al principio siempre te pedirán una barbaridad) y, como no sabes lo que cuesta realmente, regateas y te la llevas por la mitad ¡y encima te vas tan contento/a! Gran error, debes calcular que esa camisa costaría unos 20 Euros en España, ofrecer inicialmente 20 L.E. y pagar finalmente, como mucho 40 L.E. El vendedor, tras pedir 500 y tu ofrecer 20, te dirá que ¡estás loco/a! y hará muchos aspavientos teatreros... a todo eso ni caso, le dices que "te vas y ya entontrarás a otro más razonable". Entonces seguro que el vendedor sale detrás de ti y te hace una segunda oferta más baja, comenzando ahí el verdadero regateo. Tú subes tu oferta poco a poco hasta llegar a tu precio máximo y ahí plántate hasta que él acepte, y si no lo hace, busca realmente a otro vendedor que no se quiera hacer rico en una mañana, no pasa nada ;-)


Cuidado con las ofertas de viajes demasiado baratas:


Como se decía antes "nadie regala duros a 4 pesetas" y hay que fijarse bien en el contenido de una oferta que baja demasiado los precios en relación a los de otras agencias del mercado que, como la nuestra, priman la calidad.

1º- Que los vuelos sean regulares, ya que los chárter o "especiales" son más baratos pero pueden sufrir grandes retrasos y ser de poca calidad.

Crucero del Nilo2º- Si vas en un crucero concreto que te garanticen, como hacemos nosotros, que tu camarote estará alejado de motores, es decir, por encima de la línea de flotación y, al menos, a la misma o más altura que la recepción: Salvo en temporadas altas, los camarotes inferiores son los destinados al alojamiento de los guías egipcios, ya que son los que tienen más vibraciones y olor a gasoil. En ocasiones las malas agencias pagan por esos hasta un 50% menos que los demás camarotes y luego le dicen a los clientes que "mala suerte, a alguien les tienen que tocar". Lo cierto es que tendrás lo que has pagado, pero que te quede claro que lo que ahorras en precio lo pierdes en calidad.

3º- Nosotros confirmamos hoteles y cruceros antes del viaje: Pide que te hagan lo mismo y no "similar", por que muchos viajeros se encuentran con grandes sorpresas al llegar a Egipto y comprobar que su precioso hotel contratado se "ha transformado" en una porquería mucho más barata.

4º- Mira con atención las visitas que incluye tu viaje y ten en cuenta que un viaje con muy pocas visitas no suele merecer demasiado la pena ¿Para qué vas a Egipto entonces? Para no ver nada mejor quedarse en casa y mucho más barato. Y si luego compras las visitas en el destino, habitualmente te saldrán más caras que habiéndolas incluido desde el principio en tu presupuesto. Pero sobretodo mira que no tengas que pagar todo el paquete de visitas allí pues, aparte de ser una forma que tiene esa agencia de evadir impuestos en España, es un dinero que debes de sumar al precio final del viaje.

5º- Que la agencia te garantice que no te van a llevar de compras continuamente: Otro truco de los "cutre-viajes" consiste en dedicar 10 minutos a una visita y 2 horas a la "fábrica de papiros" ya que no te llevan para que veas lo curioso que es fabricarlos, sino para que compres mucho más caro (van a comisión) y así recuperan parte del dinero que no has pagado por tu viaje... inicialmente.

6º- Pregunta qué tamaño puede llegar a tener tu grupo: No es lo mismo un guía para 10 personas, caso de nuestros viajes, que para 50 y naturalmente tampoco cuesta lo mismo.

Para concretar: No te creas el lema del Lidl "La calidad no es cara". La calidad sí es cara y hay que saber apreciar las diferencias que te ofrecen por escrito, ya que de palabra todos te asegurarán que tendrás lo mismo pero, al final nunca es así. En definitiva, si no quieres volver cabreado/a de tu experiencia en Egipto, busca la mejor relación calidad-precio y no solamente el precio, o tus vacaciones se pueden transformar en una pesadilla.

¿Es peligroso viajar a Egipto?


Aunque en la prensa española se empreñen en sacar constantemente solamente malas noticias sobre Egipto, lo cierto es que a los turistas que viajan de forma organizada, no les supone ningún riesgo adicional con respecto a cualquier otro destino. En cuanto pises el país de los faraones, te darás cuenta de que la situación no tiene nada que ver con la que has visto en las noticias de nuestro país, que dicho sea de paso, se lleva muchos de los turistas que deciden no ir a Egipto.

Desde la Revolución Egipcia, nosotros hemos seguido viajando y llevando grupos constantemente: Se puede ir y comprobar que en las zonas que visitarás nunca pasa nada y, si casualmente durante tu viaje hay alguna manifestación violenta, por ejemplo, en la famosa plaza del Tahrir... con no acercarse por allí durante esos momentos, asunto arreglado.

Como dicen que una imagen vale más que mil palabras, abajo mostramos una fotografía de nuestro último grupo de la pasada Semana Santa del 2014, en la citada plaza y con total calma, que es la sitiación más común ahí, aún siendo considerada una de las zonas más conflictivas:

Fotografía de nuestro grupo en la Plaza Tahrir de El Cairo - Semana Santa del 2014